jueves, 11 de diciembre de 2014

Un futuro con energía solar barata



Las placas solares son cada vez más baratas y más eficientes. Algunos optimistas pronostican que hacia 2030 casi toda nuestra energía será de origen solar y tendrá un coste de producción ínfimo. Si proyectos como este llegan a ser cada vez más frecuentes y baratos, el problema del hambre podría encontrar un cauce de solución: