jueves, 27 de noviembre de 2014

La dieta de Okinawa

Los habitantes de la isla japonesa de Okinawa son los más longevos, sanos y felices del mundo. Se puede decir que prácticamente no conocen las enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis, la obesidad, el cáncer y el alzhéimer. Su dieta es muy rica en vegetales y, por tanto, muy poco calórica. Nunca se levantan de la mesa habiéndose hartado y comen sobre todo verduras, frutas, pescado, soja, algas, setas y té verde. No consumen lácteos, ni azúcar, ni harinas refinadas. Su nivel de actividad física al aire libre es alto y caminan, practican artes marciales suaves o cuidan del jardín hasta edades muy avanzadas. Por si esto fuera poco, las mujeres okinawesas pasan por la menopausia de forma natural y sin apenas complicaciones. (Para saber más, léete estos artículos: clic, clic y clic.


No hay comentarios: