domingo, 16 de septiembre de 2012

Personas Altamente Sensibles

De ser cierto lo que afirma la psicóloga y novelista norteamericana Elaine Aron, autora del best seller El don de la sensibilidad, una de cada cinco personas posee un sistema nervioso de una sensibilidad extraordinaria. Son hombres y mujeres que se emocionan a menudo en el cine, que no soportan las imágenes sensacionalistas de los informativos, que llegan exhaustos a casa después de un concierto multitudinario o una noche de discoteca, que prefieren los rincones silenciosos y con luz tenue, que advierten inmediatamente los más leves cambios de humor de quienes les rodean, que acostumbrar a sufrir por amor... Por un parte, los PAS son seres intuitivos, empáticos, creativos, abiertos a la belleza, dotados de una gran inteligencia emocional y capaces de concentrarse profundamente. Por otra, son escrupulosos, tienden a inhibirse en determinadas situaciones sociales, asimilan con dificultad los cambios y se sienten incómodos en lugares ruidosos o en entornos laborales caóticos o muy jerárquicos.

Si has llegado a este blog es porque probablemente eres un@ de ell@s (puedes saberlo haciendo este sencillo test: clic). Ser altamente sensible tiene sus desventajas, pero, visto desde una óptica más optimista, puede considerarse un gran don. Ya se sabe, “si del cielo te caen limones, aprende a hacer limonada”, sin duda puedes hacer mucho más por mejorar este atribulado mundo en que nos ha tocado vivir que aquell@s que sólo se emocionan cuando juega su equipo o ante la expectativa de amasar más dinero. Bienvenid@ al club y adelante, ¡hay mil causas en las que implicarse! (Para conocer algunos testimonios: clic.)