miércoles, 31 de marzo de 2010

Desquiciarse a base de hidratos

En la alimentación occidental, la alimentación de los “ricos”, hay grandes cantidades de azúcar refinado (de caña y de remolacha, sirope de maíz, fructosa, etc.), harinas blancas (pan blanco, pasta blanca, arroz blanco, etc.) y aceites vegetales (de soja, de girasol, de maíz, grasas hidrogenadas). La literatura científica señala que para protegerse del cáncer conviene evitar estas tres fuentes de alimentación (sustituyéndolas por sirope de agave o stevia, pan multicereales o cualquier otro elaborado con levadura madre, arroz integral o basmati, pasta integral y aceite de oliva o de linaza). Pero además de por una cuestión de salud física, estos alimentos deberían evitarse también para mejorar el estado de ánimo.

Más de un@ que ha acudido a una consulta psicológica pensándose que es ciclotímic@, se habría ahorrado la visita si vigilase lo que come. Me explico. Los hidratos de carbono refinados provocan hiperglucemia (elevación del azúcar en la sangre), lo cual se traduce en un estado de excitación física y psíquica que puede degenerar en irritabilidad y agresividad. Cuando el páncreas reacciona y segrega insulina para regular este desajuste, se da una situación de hipoglucemia que lleva aparejadas debilidad física, ansiedad y depresión mental. Para salir del bajón, tendemos a tomar de nuevo hidratos de carbono, y vuelta a empezar...

Si quieres que tu estado anímico se convierta en una delirante montaña rusa, lo tienes fácil, norteamericaniza tu dieta poniéndote morad@ de bollería, cookies, cereales azucarados, pan blanco, burritos, pizza, pasta, patatas fritas, refrescos de cola, zumos envasados... (¡Ni en broma! No se te ocurra hacerlo. ¿Has visto el documental Super size me? El protagonista todavía debe estar intentando recuperarse de la intoxicación...)

1 comentario:

traslapersiana dijo...

Antes comía bastante pizza, con cierto remordimiento de conciencia. Desde que aprendí a hacerlas yo mismo, las como más a gusto. Sé lo que llevan, y (como de vez en cuando hago) puedo hacerlas con harina integral.