jueves, 11 de marzo de 2010

Come poco muchas veces


Pongamos por caso que a partir de mañana te da por comer siguiendo esta pauta:

a) Al levantarte: una fruta cítrica para abrir el apetito (kiwi, naranja, pomelo, piña, mandarina, limón, fresas) + un bol de cereales integrales con leche (semidesnatada, de avellanas, de almendras, de arroz, de soja, de avena...).
b) A media mañana: un bocadillito de pan multicereales (con queso fresco, atún, tomate, aguacate, anchoas, olivada...) o una fruta o un puñadito de frutos secos con una porción de chocolate negro.
c) Para comer: un plato de ensalada + un plato de legumbres, pasta integral o arroz integral + un vaso de vino tinto + un yogur o un té verde endulzado con sirope de agave (como postre, la fruta dificulta la digestión).
d) Para merendar: una fruta o un yogur de soja.
e) Para cenar: un plato de verdura + pescado, pollo o pavo (una ración del tamaño de una hamburguesa) o un huevo.
f) Antes de acostarte: un yogur.

De este modo tu organismo cubrirá todas sus necesidades diarias (energía, vitaminas, minerales, proteínas, fibra...), no pasarás hambre en ningún momento, te sentirás activ@ toda la jornada y te estarás previniendo contra el cáncer, la diabetes y los accidentes cardiovasculares. Y además, ¡tachán!, adelgazarás. ¡¿Te imaginas?! Haz la prueba y me cuentas qué tal te va...

(Para saber más, si eres de Barcelona, acude a las charlas o los cursos de la nutricionista Iolanda Roma.)

No hay comentarios: