martes, 27 de mayo de 2008

Los nadies

“Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.
Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:
Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones, sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos, sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.
Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.”

Eduardo Galeano: El libro de los abrazos,
Siglo Veintiuno Editores, México-España, 1997. ¡Clic!

viernes, 16 de mayo de 2008

¡Ya somos 130.000!

Según datos oficiales, la polución del tráfico causa 225.000 muertes al año en la Unión Europea. De estas, 16.000 corresponden a España y, entre 3.000 y 4.000, a Cataluña. Los usuarios del ferrocarril, el metro y el tranvía, quienes circulan en coches eléctricos y, por encima de todos, quienes se desplazan en bici o a pie, no contribuyen a contaminar el aire que respiramos.

Por eso es una gran noticia que el Bicing de Barcelona haya arrancado con tanto éxito: más de 130.000 abonados en un año, seis millones de usos del servicio y 18 millones de kilómetros recorridos. Ahora sólo cabe esperar que el servicio siga creciendo con nuevas estaciones, más bicis y más carriles bici. Que no se fomente más el uso del coche privado, que una parte de la calzada sea “liberada” para los ciclistas y que los peatones puedan recuperar las aceras. Nuestra salud lo agradecerá.

(Para saber más sobre el mundo de la bici: BACC y Con Bici.)