miércoles, 24 de diciembre de 2008

Con omega-3 y moviendo los pies

David Servan-Schreiber es un psiquiatra tan brillante como heterodoxo. Ante la evidencia de que sólo con terapia y psicofármacos no se solucionan los trastornos mentales, se ha dedicado a investigar durante años nuevas vías para aliviar la depresión, la ansiedad y el estrés. Algunas de las fórmulas que defiende pasman de tan sencillas:
–Afirma, por ejemplo, y siempre con datos científicos que lo avalan, que la mayoría de las personas que toman a menudo alimentos con omega-3 no padecen depresión. El omega-3, el “aceite que hace funcionar el cerebro”, es un ácido graso que se encuentra en la caballa, las sardinas, las anchoas, el salmón, las nueces, las algas, etc.
–Nos recuerda también que hacer ejercicio regularmente elimina de la mente esos pensamientos automáticos que tan torturadores pueden llegar a resultar, hace desaparecer las crisis de ansiedad y fortalece las células asesinas del sistema inmunitario (las cuales, conviene no olvidarlo, constituyen la primera línea de defensa de nuestro organismo frente a las enfermedades). Ni siquiera hace falta apuntarse a un gimnasio, basta con caminar a buen ritmo (y sin pararse a mirar los escaparates) durante 20 minutos tres días a la semana.
–Nos demuestra que quienes se despiertan con ayuda de una lámpara que simula el amanecer están de mucho mejor humor durante todo el día. Esta lámpara se programa para encenderse tres cuartos de hora antes de la hora en que suena el despertador y va ganando intensidad hasta que la estancia queda tan iluminada como si afuera brillase el sol y las persianas estuvieran levantadas. Un gusto para nuestro organismo, programado para reactivarse poco a poco en vez de a timbrazos...
–Sostiene que cuidar un animal doméstico o desarrollar una labor de voluntariado puede hacer mucho más que el más potente de los antidepresivos por el bienestar mental de una persona anciana acostumbrada a consumirse de melancolía.
Pocas veces recomendaré una lectura con tanto entusiasmo: David Servan-Schreiber, Curación emocional. Acabar con el estrés, la ansiedad y la depresión sin fármacos ni psicoanálisis. Para quienes viváis en la provincia de Barcelona, sabed que está disponible en la Xarxa de Biblioteques de la Diputació: clic. ¡A disfrutar de la lectura y a difundir lo que aprendáis!

(Y por si lo anterior fuera poco, añado el testimonio de Arthur Kramer: "A base de ejercicio físico el cerebro rejuvenece". http://www.lavanguardia.com/lacontra/20151029/54437525046/la-contra-arthur-kramer.html)

1 comentario:

Lluïsa dijo...

¡Gran verdad! Yo conozco bien el mundo de las ONG y a algunos voluntarios jubilados. Da gusto ver lo activos que se muestran y lo bien que parecen sentirse dándose a una causa que les llena. ¡Saludos solidarios!

www.hacesfalta.org