jueves, 3 de abril de 2008

Oro negro

El café es la segunda mercancía que más dinero mueve en el mercado internacional, después del petróleo. En Etiopía producen uno de los mejores cafés del mundo. Luego los productores etíopes de café son ricos. Lógico, ¿verdad? Tristemente falso, en realidad. En Etiopía, los agricultores van descalzos y mal vestidos, a menudo no pueden enviar a sus hijos a la escuela y ni siquiera el hambre les resulta extraña. ¿Dónde va a parar, entonces, la riqueza que producen? Como no, a grandes multinacionales como Nestlé, Kraft, Starbucks, Sara Lee... De cada 100 céntimos que te gastas en café, 3 (con suerte) son para los productores, 7 para tostaderos, tiendas y cafeterías, y ¡¡¡¡90!!!! para los intermediarios.

Y tú te preguntarás, ¿qué puedo hacer yo contra esta injusticia? Pasarte al café de comercio justo, ante todo, y, por qué no, sugerir a tu cafetería que lo incluyan en la carta. Eso se llama activismo. Seas bienvenid@ al club.

(Para saber más, no te pierdas el documental Oro negro, de los hermanos Nick y Marc Francis –2006–: clic. Ah, y aprovecho la oportunidad para mandar un saludo a Georges Clooney, por si me lee, como espero con ilusión. What else!)

No hay comentarios: