viernes, 28 de septiembre de 2007

Los móviles y la industria del coltán

Un teléfono móvil (con algún cambio de batería) puede funcionar perfectamente durante unos diez años. Pese a ello, se calcula que la vida media de nuestros móviles oscila entre los 18 y los 30 meses. Como consecuencia, cada año, millones de telefonillos “pasados de moda” (sólo en Europa y Estados Unidos, 235 millones) se convierten antes de tiempo en residuos electrónicos. Si van a parar a un vertedero (como pasa en el 90% de los casos), sus componentes, que suelen ser altamente tóxicos, contribuyen a emponzoñar un poco más nuestro ya maltrecho medio ambiente.

Por si esto fuera poco, los móviles nuevos que sustituyen a los prejubilados dan cuerda a la industria del coltán, un mineral muy caro que se produce en lugares como la República Democrática del Congo, Ruanda y Burundi. Según denuncian las ONG, la lucha por el control del coltán se halla entre las causas de las guerras que han arrasado recientemente estos países.

Por eso, conviene pensárselo dos veces antes de cambiarse de móvil (y lo mismo cabe decir del resto de aparatos electrónicos). Si, pese a todo, eres de quienes disfruta renovando estas maquinitas, ¿donarías las viejas en vez de tirarlas?: clic y reclic.

domingo, 2 de septiembre de 2007

Alimentos medicina

No sólo el té verde, al que ya dedicamos un post, es el único alimento que por sus cualidades saludables deberíamos tomar a menudo. Hay otros muchos, como por ejemplo estos:
-Chocolate negro (sin leche). Contiene antioxidantes que actúan en el sistema circulatorio reduciendo la presión arterial y previniendo la diabetes. Además, ayuda al hígado a eliminar el colesterol malo (LDL) de la sangre y mejora el estado de ánimo (es estimulante, produce un efecto placentero en el cerebro y fomenta el sentido del humor).
-Bayas de Goji. Contienen vitamina C en una concentración mayor que cualquier otra fruta conocida (además de vitaminas A, B1, B2, B6 y E). Refuerzan el sistema inmunológico, cuidan el corazón, el hígado y los riñones, mejoran la vista, regulan el apetito y el sueño.
-Aceite de oliva (crudo a ser posible). Gracias a su ácido oleico omega 9, reduce el nivel de colesterol malo en la sangre. También es antioxidante, ya que contiene compuestos fenólicos y vitamina E.
-Nueces. Son vasodilatadoras gracias a que contienen arginina. Disminuyen los niveles de triglicéridos y colesterol malo. Su ácido elágico favorece la muerte de las células cancerosas que producimos diariamente y que nuestro organismo elimina.
-Arroz integral. Una fuente ideal de proteínas, fibra, minerales y vitaminas. No contiene gluten.
-Tomate. Tiene licopeno, un antioxidante potentísimo que se cree que previene el cáncer de próstata.
-Uvas. Los polifenoles de las pieles protegen el corazón y favorecen que las arterias se mantengan en buen estado, y además son anticancerígenos. El vino tinto también tiene todas estas propiedades, aunque se ha de tomar, eso sí, con mucha moderación (una copa al día para las mujeres, dos, como máximo, para los hombres).
-Brécol. Además de fibra, calcio y potasio, posee potentes antioxidantes que previenen diversos tipos de cáncer y de enfermedades del corazón.
-Ajo. Sus alyl-sulfuros provocan mal aliento, pero también protegen el corazón y ayudan a combatir diversos cánceres (mama, próstata, laringe, estómago, colon y recto).
-Soja. Uno de los alimentos responsables de que en Asia la gente padezca menos enfermedades cardiovasculares, cáncer y osteoporosis.
-Yogur. Fuente ideal de calcio, que fortalece los huesos, los dientes y los vasos sanguíneos y reduce el riesgo de sufrir osteoporosis.
Alimentos fantásticos que hay que tomar, claro está, siempre dentro de una alimentación variada y equilibrada como la mediterránea. ¡Buen provecho!
(Si te interesa este tema, no dejes de elaborar tu lista de alimentos saludables con ayuda del libro de Miguel Ángel Almodóvar, Cómo curan los alimentos, y de este artículo: clic.)