martes, 12 de junio de 2007

Ni una gota de agua de más

Según la Organización Mundial de la Salud, una persona necesita cincuenta litros de agua al día para mantener un nivel de vida digno: cinco para beber, veinte para mantener limpio el hogar, quince para higiene personal y diez para preparar la comida. Si miras tu recibo del agua, verás que probablemente superas con creces este consumo. Pues nada, por intentar consumir menos que no quede:


-Dúchate en lugar de bañarte.

-Arregla los grifos que gotean y las fugas.

-Reutiliza el agua de lavar o cocer vegetales para regar las plantas.

-Recoge en un bidón el agua del último aclarado de la lavadora o el agua del baño del bebé y úsala en el WC. No dejes escapar tampoco el agua fría de los primeros segundos de la ducha.

-Pon boquillas aireadoras en los grifos, son muy baratas (las venden en las ferreterías) y ahorran el 40% del agua.

-Pon una botella dentro de la cisterna del WC y ahorra miles de litros al año.

-Lava el coche a mano o con una manguera en lugar de ir a un autolavado.

1 comentario:

mireia dijo...

ahora me has hecho dudar..........
Creo que desde asociaciones y grupos ecologistas recomiendan lavar los coches en las gasolineras para no generar residuos en la calle y porque el agua sale a mas presion y con menos agua lo lavas antes...
aunque yo lo lavo a mano en la puerta de casa y me apaño con 2 cubos llenos;uno para quitar la roña y otro para enjuagar (pero todo con trapos reciclados,nada de tirarlo encima y yau)